lunes, 14 de diciembre de 2009

En concierto: The Sonics

Se supone que después de ir al Purple se te pasan las ganas de concierto para unos cuantos días, pero el viernes pasado estaba marcado en mi agenda con dos simples palabras en negrita: The Sonics. Surgidos en la primera mitad de los 60's en Tacoma (WA), The Sonics  no tardaron en mezclar el rock'n'roll de Little Richard con el R&B británico de The Kinks y sentar las bases del garage punk, siendo uno de los grupos más salvajes de su época.

Tras haber visto a Blues Magoos el lunes, estaba un poco con la mosca detrás de la oreja. Algunas críticas que había leído de su actuación del Azkena tampoco me tranquilizaban (que si "abuelos haciendo versiones de tu grupo favorito", que si "orquesta de pueblo"...), aunque también había oído todo lo contrario, así que me esperaba cualquier cosa. Pero claro, aquello no fue cualquier cosa. Con la Sala Heineken como nunca la había visto de gente y siendo bastante puntuales, salieron al escenario cinco tipos que, evidentemente, hacía décadas que no se sacaban el carnet joven.

Pues de abuelos nada, The Sonics demostraron que seguían con el diablo en el cuerpo y, si han perdido facultades por la edad, con 20 años debían ser la hostia. Es cierto que al final del concierto se les veía cansadillos, pero es que después de una hora metiendole esa caña a los instrumentos está cansado cualquier jovencito. Mención especial al enérgico nuevo bajista bajito que llevan, Freddie Dennis, viejo amigo y colaborador del grupo, que se dejaba el alma cuando cantaba, me moló más que el teclista y cantante principal Jerry Roslie, más comedido.

Tocaron todos sus clásicos: Cinderella, Strychnine, The witch, Boss hoss, Psycho... y de versiones recuerdo Lucille y Long tall Sally (Little Richard), Money (Barrett Strong), Louie, Louie y Have love will travel (Richard Berry) y Dirty robber (The Wailers).

El sonido de la sala... pues mejor que otras veces, oiga! Aunque a veces el teclado y el saxo se oían un poco bajos.

Fueron al concierto: Von Kutren, KamiKaze y Alcapone.

8 comentarios:

Von Kutren dijo...

Yo diría que es (en presente) uno de los grupos más salvajes y punto, no sólo de su época. Ya querrían muchos grupos de ahora tocar con la energía que demostraron tener los "abuelos". El bajista cantaba como si Little Richard se hubiera metido en su garganta...
Por cierto, Have Love Will Travel es de Richard Berry también.

César Alcapone dijo...

Pues al que le han comparado siempre con Little Richard es al teclista, pero sí, los gritos del bajista le recordaban mucho.

Corregido. No hicieron niguna de Chuck Berry (Chuck Norris para KamiKaze), no? Porque sí que tienen versiones suyas en los discos.

BRUTUSOUND dijo...

envidiaaaaaaaaaaaaaaaaaargh!!!!

César Alcapone dijo...

Hey, no te quejes tocayo! Que en Cadiz tenéis las chirigotas!

Von Kutren dijo...

Joer, que cruel ha sido eso...

BRUTUSOUND dijo...

te cambio las chirigotas por the sonics, a ver que tal...

César Alcapone dijo...

jajajajajaja

Crunch dijo...

¡¡a mi tb me corroe la envidia!!