viernes, 22 de octubre de 2010

Operación muerte (Shigeru Mizuki)

Si la disciplina militar es irracional y absurda, en el ejército de un país obsesionado con la tradición, el deber al superior y el patriotismo más ciego como era el Japón Imperial, puede llegar a alcanzar cotas delirantes.

Al mangaka especialista en el género de terror Shigeru Mizuki le tocó comprobarlo de la peor manera, en plena Segunda Guerra Mundial en la jungla de Nueva Guinea, donde contrajo la malaria y perdió un brazo.
Con Operación muerte, recientemente editado en España por Astiberri, Mizuki desata su rabia antibelicista mostrando en una historia semi autobiográfica las condiciones de los soldados japoneses destacados en lo que a simple vista podría ser un paraíso, pero en realidad es un infierno de enfermedades, peligros y necesidades, eso sin contar con las humillaciones y abusos de poder que les infringen sus superiores. Para el colomo, les llega la orden de una operación muerte, es decir, ataque sin opción a volver con vida.
Las 350 páginas de esta descarnada obra maestra se leen con pasión y con compasión, sabiendo que lo que cuenta es verdad y que lo seguirá siendo mientras haya guerras y ejércitos, mientras haya personas cuya única opción sea la obediencia ciega. Una de esas obras que te la lees de una sentada.

Destaca el estilo caricaturístico con el que Mizuki representa al ejército japonés, en contraste con el detallado realismo con el que representa los paisajes, vehículos, soldados enemigos... y muertos. Y aún destaca más por el tema que trata, enseguida dejas de ver monigotes y empiezas a ver seres humanos, y ves lo realista como algo ideal e irreal, fuera de lugar entre tanta locura.

3 comentarios:

Crítical + dijo...

Gran tebeo. Muy crítico con el mando militar y con el poco valor de los soldados rasos en tiempos de guerra.

Lo leí hace bastante pero recuerdo como el oficial superior inflaba a tortazos a los pobres soldados.

Mordor Sonoro dijo...

¡Gracias por poner nos en el blogroll! Correspondemos en el nuestro. ¡un saludo!

Crunch dijo...

joder que buena pinta. Me lo apunto pero YA!