domingo, 8 de marzo de 2009

Watchmen (Zack Snyder)

Pues sí, también nos ha picado el gusanillo y fuimos a ver Watchmen, la adaptación al cine que ha rodado Zack Snyder del genial tebeo de Alan Moore y Dave Gibbons que en la segunda mitad de los 80's hizo tambalearse los cimientos del cómic de superhéroes. La dificultad de trasladar de medio esta obra mítica junto a el hecho de que últimamente salgo bastante decepcionado de las salas de cine, me hacían temer lo peor. Por fortuna, esta vez no fue así, ya que, sin ser una obra maestra, el film de Snyder me ha resultado entretenido. Podría haber sido mucho peor.

Lo peor para mi ha sido la perversión del sentido del tebeo y de los personajes originales. En el cómic, Moore y Gibbons, humanizando a los superhéroes, nos presentan unos lúnaticos en decadencia llenos de todo tipo de traumas y problemas mentales, mientras que en la película siguen siendo héroes épicos, aunque retirados, capaces de acrobacias imposibles, pero planos y huecos. El propio Moore se quejaba en una entrevista de que muchos de sus fans no habían entendido su intención y expresaban admiración por personajes como Rorschach, y a mi me parece que Snyder debía ser uno de estos fans.

La operación de neurocirugía que llevó a cabo Moore en su tebeo, en manos de Snyder se ha convertido en un set que incluye aumento mamario, rinoplastía e implantes labiales. Ha intentado contentar a los fans de la obra original a la vez que daba lo que quería al público "normal", quedándose a medio camino entre una película de acción al uso y arañando la superficie del complicado tebeo, simplificándolo todo para que llegue bien mascadito al vago espectador medio.

Lo revolucionario de el tebeo no fue el tratar ciertos temas, ni en una historia de gran calidad, ni en un dibujo detallado y coregrafiado hasta lo enfermizo. Lo que hace de Watchmen, el cómic, una obra maestra es su estructura narrativa, llena de experimentos con recursos poco explorados en aquel momento: paralelismos, simetrías, rupturas en la continuidad espacio-temporal... Toda esta experimentación tiene sentido en un tebeo, pero al traducirlo al lenguaje cinematográfico crea contínuos anticlímax que relentizan el ritmo del film llegando a tener momentos realmente aburridos. Ha querido ser fiel al cómic precisamente en lo que no debería, ya que cómic y cine son medios diferentes que deben usar recursos diferentes. Para el colmo, parece como si Snyder hubiera entendido que la obra de Moore es adulta porque contiene sexo y violencia, por lo que estos elementos se vuelven mucho más explícitos en su film, llegando a niveles absurdos.

Sin embargo, tiene cosas buenas, aunque sean puramente formales: la ambientación es perfecta en cada época, sobre todo la que representa los míticos 80's; algunos personajes físicamente están calcados del tebeo (Rorschach, el Comediante, Silk Spectre., Bubastis..), si bien otros podrían estar mejor (Dr. Manhattan, Búho Nocturno) y otros difícilmente podrían haber sido peor (Ozymandias).

9 comentarios:

Von Kutren dijo...

por lo que dices no merece la pena pagar lo que vale una entrada de cine actualmente para ver esta peli, mejor releerse el tebeo

Ferrus dijo...

habeis pensado quizas en el emule, soulseek, ares etc .....

César Alcapone dijo...

Bueno, la verdad es que lo que tiene de bueno esta peli se disfruta más en sala de cine.

Ferrus dijo...

Eso mismo dicen los ladrones de la SGAE.

César Alcapone dijo...

Dónde?

Von Kutren dijo...

pero eso no es ilegal?

BRUTUSOUND dijo...

en su día me leí el tebeo, y me gustó mucho... si veo la peli lo haré con la nariz tapada, por si acaso... gracias por avisar!

Crunch dijo...

Imagínate si la hubiese dirigido Frank Miller... puagh!
¿Te has leido el ultimo tomo de promethea? Como dice un colega mio "¡¡Te explota la cabeza!!"

saludos!!

César Alcapone dijo...

Me la imagino por Frank Miller y me mareo...
No me he leído el último de Promethea, pero los primeros molaban mucho.