viernes, 23 de enero de 2009

Las chorradas que tengo en mi habitación: Drakkar vikingo en una botella

Cuando mi amiga alicantino-granaina Llarcu se fue de viaje a Dinamarca hace unos cuantos años, se acordó de mi y me trajo este curioso barco vikingo metido en una botella.

Siempre me han hecho gracia los barcos metidos en botellas, me han parecido de gente bastante extravagante con mucho tiempo libre.

Normalmente éste está lleno de polvo en una estantería por encima del cabecero de mi cama, pero hoy le he pasado el cristasol y le he sacado a navegar por la colcha.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

¡Qué no se entere quien tu sabes que presumes de las chorradas de tu habitación!
Podría afectar a tu manduca.
Xoseolo

César Alcapone dijo...

Hombre, presumir, presumir... más bien las expongo al escarnio público.

xusto dijo...

Yo lo quiero saber es lo que tienes debajo de la cama!

César Alcapone dijo...

Pelusas