miércoles, 21 de enero de 2009

Solo 11 (Sergio Aragonés)

Colaborador de la revista MAD desde 1963 y autor de la parodia de Conan, Groo the Wanderer, Sergio Aragónes es famoso por ser uno de los dibujantes de tebeos más rápidos del mundo, y también uno de los más queridos y respetados. Castellonense, criado en México y emigrado a Estados Unidos, su vida está llena de anécdotas curiosas.

Sergio es el encargado del número 11 de Solo, la colección de DC Comics en la que en cada número un autor diferente goza de libertad creativa para contar lo que le apetezca.

Con su habitual estilo caricaturesco pero muy detallado, Aragonés aprovecha la ocasión para contarnos algunas anécdotas de su vida junto a otras historias. Tras una introducción de una página en la que nos pone los dientes largos con su idílica vida actual, nos encontramos con Yo maté a Marty Feldman, donde nos relata su breve encuentro con el famosos cómico. Después viene un alegato contra las armas en forma de western llamado El más rápido del Oeste y El caso del marido adúltero, una corta historieta muda. Sigue otra historieta autobiográfica, Héroes, un relato de su niñez en la que nos cuenta cómo los héroes de un pueblo son los villanos de otro. La bella y la bestia quisquillosa es otra historieta muda de dos páginas, protagonizada por el mismísimo King Kong o algún pariente cercano, y es seguido por la historia de samurais El hijo y la espada. A continuación nos vuelve a ofrecer una anécdota personal, titulada ¡Los principios siempre son difíciles! en la que nos relata las penosas condiciones de sus priemros días en Nueva York, tras la cual nos encontramos con otra breve historia muda, Un chivato con suerte, sobre el mundo del hampa. Para finalizar tenemos la única historia guionizada por otra persona, Mark Evanier, colaborador habitual de Aragonés, y la única protagonizada por un personaje tradicional de DC, Batman. Titulada Una historia de Batman, en ella los autores hacen una reflexión de cómo los cómics de superhéroes se han ido volviendo cada vez más violentos.

Desde luego, de estas historias mis favoritas son las autobiográficas, en las que se nota que Sergio a puesto todo el corazón del mundo, ya que destilan ternura y optimismo y reflejan la capacidad del autor de superar las advrsidades que se le presentan. De las otras, decir que a veces caen en un exceso de celo moralista un poco demodé, que les hace perder un poco de gracia. En cuanto al dibujo, sigue siendo el rey del detalle.

3 comentarios:

Neckrom dijo...

Que bueno tengo unos comics de este dibujante, gracias por la reseña, saludos

César Alcapone dijo...

Nada, para eso estamos...

Crunch dijo...

¡La de la muerte de Marty Feldman es buenísima! Tuve la suerte de tomarme hace unos años unas copas con él en compañía de Carlos Jimenez, Adolfo Usero y Enrique Ventura (te cagas qué cuarteto) y el tío encima es que es simpático de bigotes!!
Enhorabuena por el blog. ¡¡Un 10 en contenidos!!

saludos